sábado, 11 de marzo de 2017

Igualdad de género en Educación Física.


Los estereotipos no nos afectan de la misma manera ya que por sí mismos y de manera tradicional el rol tradicional masculino permite arriesgar, innovar... sin estar mal visto y hombre ejerciendo una profesión tradicionalmente femenina por ejemplo cocinero-chef es un emprendedor que ha arriesgado y un fantástico profesional. Por otro lado una mujer que pretenda hacer lo mismo con una función o profesión tradicionalmente masculina es normalmente prejuzgada menospreciada y continuamente sometida a la presión de estar fuera de lugar.

Esta es Rosa Bonet en 1979 se convertía en la primera árbitro del fútbol español. Su historia es la de una lucha contra el machismo tanto de los estadios como el de los estamentos arbitrales de la época. 


Contrarrestar los estereotipos en educación depende de nuestra labor como docentes, el uso de un lenguaje adecuado, la aceptación de las capacidades y sobre todo el ofrecer actividades sin hacer prejuicios en relación al género.

Los 10 consejos del #EfectoIgualdad de mujerydeporte

1. Renueva tus contenidos. Existen una gran cantidad de juegos y deportes alternativos frente a los cuales el alumnado no dirá “eso es de niños o de niñas”.
2. Vigila el reparto justo de materiales y espacio. Frecuentemente las relaciones de poder entre chicas y chicos se manifiestan en una lucha por la ocupación del espacio. Si es necesario, divide los espacios por tipos de actividad y nunca por sexo.
3. Empodera tus alumnas.
Muchas veces encargamos a chicos tareas de liderazgo que implican toma de decisiones y/o fuerza física, como demostrar las habilidades técnicas o cargar material pesado. Prueba a asignar estas tareas también a las chicas y alaba su esfuerzo e implicación.
También puedes asignarles el papel de líderes en actividades competitivas (árbitros en los partidos, capitanas, organizadoras, etc).


Prueba también a asignar a los chicos tareas alejadas de estereotipos de género masculino, como, por ejemplo, revalorizando el valor del cuidado. Si alguien se lesiona o si alguien necesita consuelo, podrían ser los chicos los encargados de asumir el cuidado de estas personas.



4. Usa un lenguaje inclusivo e integrador. Lo que no se nombra no existe
5. No utilices música machista en tus clases. Selecciona la música antes de tus clases de expresión corporal.
6. Introduce nuevos referentes deportivos. Compensa los estereotipos de deportes de masas.
7. Emplea los agrupamientos como estrategia. Genera diversidad y participación a través de los agrupamientos. Trata de equilibrar la participación y que las chicas no queden aisladas.
8. Trabaja temas relacionados con la justicia social. Enriquece tus actividades de expresión corporal. Aprovecha para tratar temas como la violencia de género, homofobia o xenofobia, entre otras, y conduce el debate que se genere.
9. Deshazte del binomio campeones y princesas. Potencia todas las características positivas de tu alumnado más allá del género y vigila cómo te relacionas con tu alumnado en función de su sexo.
10. Recuerda, cada persona es distinta. No homogeneices tus grupos.  Cada persona es distinta y tiene unas características que la hacen única.



Repensando, creando y recreando: Te ofrezco este cuento que he creado como recurso para trabajar desde tutoría, puedes verlo desde el ordenador siguiendo las diferentes escenas o con gafas VR. Puede dar lugar al debate y seguir creciendo con las aportaciones del alumnado.

La familia caballito de mar

Era 8 de Marzo y papá caballito de mar estaba a punto de dar a luz...


 JUNTAS Y JUNTOS AVANZAMOS HACIA UNA EDUCACIÓN FÍSICA IGUALITARIA

#EducaIguales

No hay comentarios:

Publicar un comentario