Iniciación al ACROYOGA

Iniciación al ACROYOGA

Con una popularidad creciente, AcroYoga no solo es súper divertido de practicar, ¡sino también de enseñar!

Tenemos una gran oportunidad para trabajar su iniciación en nuestras sesiones de Educación física, pero hay algunas cosas que debes saber antes de enseñar AcroYoga. . .

¿Recuerdas la primera vez que impartiste Acrosport? No es ningún secreto que se necesita tiempo para aprender todas las técnicas y la normas de seguridad asociadas con la práctica.

El profesorado debe tener un entrenamiento de seguridad muy específico y ha de transmitirlo a su alumnado. Tanto para dividir las poses con progresiones como para comprender profundamente la práctica.

Cuando enseñes debes poder comprender los tres roles principales ágil, la base y observador. ¡Y debes poder ayudar a cualquiera de estos roles para cumplirlos con eficacia!

Por lo tanto, es importante prepararse y evitar esos riesgos. Recuerda que la seguridad en tu clase depende de ti.

 Cuándo y dónde nace el ACROYOGA

El yoga y la acrobacia han ido mezclando desde tiempos remotos en todo el mundo.

Podemos mencionar a Krishnamacharya (India) como uno de los pioneros que mezcló estas artes e inspiró el Aerial Yoga, del que tenemos imágenes desde finales de los años 30. Pero desde entonces son muchos los que fueron continuando esta fusión y a partir de los 80; lo fueron mezclando también con las artes terapéuticas, el contact, técnicas circenses, etc.

En el año 2000 Eugene Poku y Jessie Goldberg desarrollan Acroyoga Montreal, orientado hacia la creatividad y la performance. Y en 2003, Jason Nemer y Jenny Sauer-Klein cofundaron Acroyoga en EEUU. Desde entonces son miles de personas de alrededor del mundo las que se han ido sumando a esta gran experiencia practicando y desarrollándola más y más.

 Más información 

 

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por registrarte para colaborar y crecer junt@s

Suscribirse a la entrega de correo electrónico.